¿Por qué se asfixia la piel? Una piel asfixiada es una llamada de atención

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

Con la llegada del gélido invierno, una de las preguntas que soléis hacernos en el centro es que notáis vuestra piel diferente, apagada, como si estuviera falta de luminosidad. ¿Por qué tengo una piel asfixiada? ¿Por qué presenta este aspecto de falta de salud y energía? Soléis hacernos estas preguntas, y es por ello que hoy hemos decidido daros respuesta a todos, para que podáis ponerle solución cuando antes, pues muchas de las causas de una piel asfixiada vienen de algún problema o alarma interna, en numerosas ocasiones este tipo de reacciones son un toque de atención.

Aquí te citamos una lista con posibles causas de una piel asfixiada:

  • Estrés
  • Tabaco
  • Contaminación
  • Un consumo excesivo de proteínas y grasas pesadas, las cuales pueden acumular grasa y colesterol alrededor de los órganos y las arterias, y esto es muy común después de los excesos de fechas como la Navidad

Después de este último punto debemos indicarte diferentes síntomas, además de una piel asfixiada: 

  • Trastornos intestinales
  • Tensión muscular
  • Dolor en las articulaciones
  • Rigidez en el cuello
  • Evidentemente, piel asfixiada, sin tono, apagada, falta de energía

soluciones para una piel asfixiada con Mar Lesser

Si la grasa es serosa quiere decir que estamos ante un consumo en exceso de azúcares y dulces, dando lugar a trastornos circulatorios, excretores y nerviosos, además de una diuresis frecuente, y también en esta situación pueden aparecer vértigos.
Tanto en un caso como en otro, tanto por el exceso de grasas, como por el exceso de azúcares, debemos reducir los alimentos de origen animal, las grasas, los aceites, los azúcares y dulces y, como siempre, beber mucha agua y comer mucha fruta y verdura, y ya sabemos que este hecho no es sólo positivo para eliminar una piel asfixiada, sino que esto va a ayudarnos a mantenernos con salud, además de depurar el organismo y, por tanto, la piel.

¿Realmente somos lo que comemos? Para la piel asfixiada sí 😉

Hay una frase muy generalizada que indica que somos lo que comemos, y sin duda, aunque lo comemos no determina todo lo que nos pasa pero sí ayuda o perjudica en muchas anomalías que padecemos tanto a nivel facial como corporal.
No olvides las tres normas básicas de belleza, las que mejor te sientan y aplicables a todo tipo de personas:

  1. Comer equilibradamente
  2. Beber abundante agua, dos litros al día es lo recomendable
  3. Dormir, al menos, 8 horas, ya que el descanso óptimo es fundamental

Las normas básicas de la belleza son comer equilibradamente, beber mucha agua y dormir al menos 8 horas.
Recuerda que ya te contamos todo sobre la piel seca o átona, comparte este post con aquellas personas preocupadas por una piel asfixiada y seguro que les ayudas a sonreír y a darle solución a lo que les inquieta.

Además, ahora con nuestro programa, 12 meses, 12 consejos de belleza, el propósito de enero es conseguir recuperar tu piel después de los excesos, y tendrás un tratamiento de hidratación para el cabello de regalo con tu tratamiento facial. 

Súmate al reto, llámanos al 958523873 o pásate por nuestro centro en Calle San Antón 48-50. 

No lo olvides, Mar Lesser te cuida. 

Fuentes: imágenes vía: biospace, estilofemenino

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×